jueves, 28 de febrero de 2013

No solo discapacitado, tambien desempleado


La empresa Call Iajol, que emplea personas con diferentes discapacidades recurrió a la Cámara de Diputados y al Primer Ministro Biniamin Netanyahu para evitar el cierre de la misma.
Los directivos sostienen que el quiebre económico se produjo porque el Ministerio de Industria y Comercio no les envió el dinero del que son acreedores por un monto de seis millones de shequels. El Ministerio a su vez sostiene que ellos les donan más que a cualquier otra oficina gubernamental.
La empresa que cuenta  con 200 empleados, con dificultades en la vista, oídos, discapacitados fisícos, personas enfermas, no ha recibido en los últimos 5 años el pago de 6 millones de shequels, de la que es acreedora por parte del estado por emplear a personas con discapacidades.
Según el gerente de la empresa, el gobierno entiende de manera draconiana el estatuto que reglamenta el empleo de discapcitados, solventando partes muy pequeñas de todas las solicitadas anualmente. " Por recomendación del Ministerio de Industria y Comercio hemos presentado una apelación a los Tribunales de Trabajo y desde ese momento dejaron de hablar con nosotros en el Ministerio de Industria y Comercio, aduciendo que hay que modificiar el estatuto, pero ¿dónde estuvieron durante estos 5 años, durante los cuales recibimos promesas del ministro que actuarían para el cambio de la ley y nadie nos informó que existía un problema?
Todos están de acuerdo en que somos valiosos para la rehabilitación de los discapacitados pero nosotros debemos cerrar y doscientas personas quedan en la calle, ¿nadie puede solucionar el problema y las fallas del Ministerio de comercio?
"Además de nuestra fuente de trabajo el lugar es nuestra casa y nuestra familia" dice Iosi Tzidovitz (43) que sufre de una parálisis cerebral leve y trabaja hace 3 años en la empresa. "Acá recibí la capacidad de ver a la persona y no a su discapacidad y mi vida se divide en un antes y un después de empezar a trabajar acá. No quiero pensar en el argumento que este lugar se cierra y vuelvo a la época del desempleo crónico".
El congresista Ilan Guilón dijo que "Para el estado de Israel es mucho más barato comprar un lugar de trabajo que uno de desempleo. Es un derecho trabajar, es una responsabilidad del estado y no misericordia"
En los últimos días se acordó analizar el tema y presentar en poco tiempo recomendaciones que permitan la compatibilidad con la ley, y un pago de 330.000 shequels a la empresa que aguardan la autorización de la Comisión de excepciones a falta de presupuesto nacional en este momento.
Esperemos que este tema llegue a buen término, mientras que la burocracia sigue cobrando precios muy altos a quienes menos tienen y más ayuda necesitan.




La nota completa en : http://www.ynet.co.il/articles/0,7340,L-4350342,00.html


6 comentarios:

  1. Esto cualquier día revienta, porque el atroz capitalismo sigue machacando a más de medio mundo.

    Besos Gabriela.

    ResponderEliminar
  2. Gabriela, mi deseo con toda la fuerza posiblede que llegue a buen término y que no quede nadie de esa empresa desempleado.
    Un abrazo grandote!

    ResponderEliminar

Me encantaría saber tu opinión